La artista portuguesa vuelve a apropiarse en esta muestra personal del universo de las cosas, descubriendo la voluntad de ser de los materiales. Mediante esta experiencia fenomenológica, cargada de poesía en la búsqueda incesante de los materiales, Ana Santos revela un mundo cromático y táctil, que como en sus recientes exposiciones, viene marcada por referencias industriales y urbanas. La artista permite que colores no congénitos a ciertos objetos permeen superficies reflectantes, como la fibra de vidrio o el metal, generando distintas tonalidades que parecen desligarse de su cometido. Esta fluidez en la aplicación del color y la limitación a un solo cuerpo, conforma un estado menos binario en la obra presente de Ana Santos, sin obligar a ciertas formas a coexistir, como en una distensión onírica, donde además, el concebir de los objetos no necesariamente se liga a la realidad imperante sino a un estado metafísico.

 

En memoria de Daniel Cunha 

Pianista portugués

(1982-2020)

 
 
                                                                                      
 

Ana Santos (Espinho, 1982) vive y trabaja en Lisboa. Es graduada en Artes visuales por la Facultad de Bellas Artes de Oporto, habiendo estudiado también en la Academia de Bellas Artes de Karlsruhe (Alemania) y residiendo en el ISCP en Nueva York. Entre sus exposiciones individuales institucionales destacamos: Anátema en el MAAT de Lisboa (2019),  Estudos Do Laberinto en el Museu da Marina, Lisboa (2018) o Thabalho en Chiado 8 – Arte Contemporânea, también en Lisboa ( 2010). En el año 2014 gana el premio EDP. Su trabajo se encuentra presente en la Colección Serralves y ha sido expuesto en este museo en sendas exposiciones en el 2018 y en 2016, así como en la Fundación Calouste Gulbenkian en París.  Ha sido galardonada con la Beca de Artes Plásticas de la Fundación Botín 2019-2020. Esta es su cuarta exposición individual en la Galería The Goma.